Entre plazas y lecturas

Con el tiempo fui adentrándome en el modo de ser del barrio, mi presencia fue cada vez más ubicua para los visitantes. Hasta que me volví como todos los demás, compartí la pátina de los residentes del centro, que hace que solamente entre nosotros notemos la presencia de los otros. Todavía no se bien cuáles son las características que lo hacen posible, pero uno va poco a poco perdiéndose entre el gentío.

Daba largos paseos por el barrio y me gustaba mucho sentarme en las plazas y escuchar las historias decrepitas de los vagabundos, bueno de los que todavía mantenían la cordura. También conocí a muchos otros vecinos que compartían historias de familia y de amistad. Una de esas veces, mientras leía un libro robado de Donceles, se me acerco Daniel para preguntarme qué leía. Es curioso porque no me acuerdo del libro, pero nos enfrascamos en una discusión sobre la literatura y la ciudad; específicamente aquellas obras que transcurren en el centro. El sabía la vida de varios escritores y artistas que vivieron y vivían en aquellas calles, así como bastantes obras que se entretejían entre desvencijados departamentos y esas plazas venidas a menos. Terminamos en una cantina clandestina donde estaban las gemelas y se nos unieron. Sin embargo, hubo un momento que ya no las vi y en el que me encontré cargando a Daniel por la calle de Cuba hasta un departamento casi vacío. Regresé tambaleándome a mi azotea y durante el camino no dejaban de rondar por mi mente las gemelas.

El tras-“fondo”

La mañana era pálida y los rayos de luz apenas se sentían en la piel al contacto directo. Salí a caminar por el centro para aclarar las ideas que se habían acumulado durante meses. Sin embargo, no encontraba ni el camino, ni la forma para desenmarañar el cúmulo de sensaciones apiladas en el interior.

Hacía unas cuantas semanas que vivía en aquella azotea y desde la mudanza todo comenzó a moverse cada vez más rápido… Los conocí en el tras-fondo de una fonda donde gracias a que nadie se enfermaba después de la primera vez, muchos de nosotros terminamos yendo seguido. La fonda sufría de esa doble personalidad que los inmuebles de la ciudad adquieren con el tiempo. Por lo que en el tras-fondo te vendían alcohol, podías fumar y relajarte con los co-habitantes… Al tercer día de ir a la fonda y preguntar si podía llevar una chela para comer, Yanira me recomendó ir por una puerta que nunca había visto abierta y tocar por la siguiente a la izquierda. Claro, porque, al “fondo”, generalmente se entraba por el corredor del edificio. Me recibió “Yanira” y al ver mi asombro me dijo que eran hermanas gemelas –Deyanira y Yanira– y aunque se intercambiaban para atender ambos lugares, el nombre meseril se mantenía por lugar: Deyanira en el fondo y Yanira en la fonda.

En ese momento fue cuando todo comenzó a tomar velocidad y como siempre la línea de salida fue una tremenda borrachera. Y claro, la exaltación de vivir solo y los pocos descubrimientos que iba haciendo del centro me dejaron inconsciente en una esquina del lugar, después de discutir con varios vagabundos que terminaron llevándome a rastras a mi cuarto de azotea…

Fiesta fundación jumex

La fiesta fue como me lo dijeron, la mejor boda del año… Pero como no, si siempre había percibido esa atracción retro-chunda (kitsch mexicano) de los artistas… Entonces, si juntas mucha comida, mucho alcohol y mucha música retro-ochentera, pues no hay que decir que sale un bodorrio a todo galope. Además, lo mejor de las bodas pasa cuando dejas la pena ajena y te pones a bailar los grandes éxitos quinciañero-bodorrio-fiesteros de toda la vida. Ayer hice lo mío al respecto, sin embargo, tanta comida no me dejo caer en la borrachera inconsciente y en la fiesta absoluta… Mejor, así tengo energías para el fin de semana y me guardo un buen recuerdo de las grandes fiestas de sociedad… Por cierto, eso de colarse en una fiesta así, siempre da buenos incentivos a la creatividad gorronera, imagínense comencé a colarme en bodas y quinceaños del barrio cuando no teníamos para el alcohol y ahora, aunque tengo para el alcohol, lo hago por pura diversión…

Cuatro ojos sin razón

A partir de las gemelas, y de visitar todo antro bebedor en el centro, comenzamos a conocer a innumerables personajes que habitan esa zona. Es extraño como pueden pasar a tu lado pero se han compenetrado tanto con el lugar que no los distingues. Simplemente son seres camuflados que descubres cuando adquieres la pátina de vivir en el centro. Te los encuentras en los antros más oscuros compartiendo la vida. Es como ese sentimiento cuando uno llega a un pueblo y todos se conocen, pero lo que sucede es que estás rodeado por miles de personas de paso.

Las gemelas eran exactamente como todos los otros, aunque cabe aclarar que como venían en paquete doble, resaltaban sin que pudieran hacer mucho al respecto. El centro de la ciudad ha tenido todo un proceso de devastación y deterioro. De igual manera te vas encontrando que mucha de la gente, que todavía vive ahí, ha compartido la evolución del lugar. Los padres de las gemelas vivieron desde pequeños en las calles de Cuba y Palma, claro que no siempre se llamaron así. Crecieron juntos en el mismo edificio y terminaron juntos en el mismo edificio. Sus únicas dos hijas, cuando las conocimos, tenían un destino en paralelo.

Cuando eres adoptado por uno de los seres del centro, adquieres la pátina necesaria para empezar a reconocer a los otros. Siempre tienes la opción de renunciar a ella y no adentrarte en ese mundo, pero no creo que alguno lo hiciera. Todo es llamativo y oscuro, la aventura permanece al acecho en cada esquina. Nosotros intentamos razonar lo que pasaba y actuar de acuerdo con eso. Sin embargo, el doble hechizo de las gemelas y el hechizo del ambiente nos dejó incapacitados para poder racionalizar cualquier cosa… Durante mucho tiempo solamente decíamos “sí por favor”.

Burger King España Pésima Publicidad

Es realmente denigrante la publicidad que ha sacado Burger King España para promocionar una nueva hamburguesa -texican whopper. Todos los elementos -visuales, el nombre, el tamaño de los personajes, etc.- denigran nuestra identidad. Lo cual manifiesta la estupidez y tendencias racistas de unos cuantos creativos españoles.

bk españa denigra

Post-puesto

Hoy he tenido la sensación de no haber despertado del todo cuando me paré de la cama. El día se está yendo como agua por la coladera y los deberes se apilan en una esquina que poco a poco se empolva y me causa estornudos. Bueno, asumo que también es la resaca del fin de semana, siempre que digo: “este fin adelantaré cosas del trabajo” y no lo hago, como cada vez que sucede cuando uno dice esas cosas, pues innevitablemente tengo una cruda moral gran parte de la semana y hoy apenas es martes.

¿Será por el tipo de trabajo que llevo haciendo desde hace tiempo? Yo estoy casi seguro que si trabajará en una oficina, sin mayor compromiso que mis 8 o 9 horas de trabajo, pues podría dedicar las otras ocho horas de mi vida a descansar y espabilarme con lo que quisiera.

Hoy es uno de esos días en los que, por más que me esfuerce, no podré sentirme satisfecho de lo que haga, todo porque tengo esa maldita manía de mentirme descaradamente cuando el trabajo se junta…

Página 3 de 41234